ANA VÁSQUEZ

Ver Perfil

Hacia la reivindicación de las Trabajadoras del hogar

El pasado 30 de marzo se conmemoró el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, una fecha que pone sobre la mesa las situaciones de discriminación y desigualdad de las que históricamente han sido sujeto, pese a representar el 6% de la población asalariada. Aunque en nuestro país se están dando pasos necesarios hacia la protección de sus derechos laborales, lo cierto es que el camino apenas comienza.

Les contextualizo: A nivel global, hay 67 millones de personas trabajadoras del hogar, 18 millones de ellos en América Latina y el Caribe. En México hay 2 millones 227 mil 225 trabajadores del hogar; de los cuales el 94% (2 millones 111 mil 539), son mujeres y 70% de ascendencia indígena. Oaxaca se encuentra entre los 9 estados que concentran el 59% del trabajo doméstico.

Este es un campo laboral donde las desigualdades derivadas de la repartición sexual del trabajo es evidente, pues de acuerdo a la OIT, la gran mayoría de ellas, no cuenta con un contrato laboral que las respalde, sin garantías o posibilidades de ahorro ni pensión. Ello, aunado a que la mayor parte de la sociedad considera al trabajo del hogar como parte de las actividades “normales” de las mujeres, y no como un trabajo real.

De acuerdo al INEGI, el 5.4% de los hogares mexicanos contrata estos servicios, de los cuales el 93.8% lo hace en la modalidad “de entrada por salida”, destinando menos del 10% de su ingreso total a su paga, que en promedio es de $3,294 pesos.

Uno de los grandes pendientes del Estado Mexicano es la ratificación del Convenio 189 de la OIT (pendiente desde 2014), el cual establece la aplicación de días de descanso semanal, limitación en la cantidad de horas en la jornada de trabajo, un salario mínimo, remuneración de horas extra y la inclusión en el sistema de seguridad social, entre otros. En marzo pasado, el Presidente López Obrador se comprometió a ratificar dicho Convenio, aunque aún esto no se ha concretado.

Sin embargo, en el marco de la conmemoración, el 31 de marzo la Secretaria María Luisa Alcalde, titular de la STPS, anunció el arranque del Programa Piloto para la Incorporación de Personas Trabajadoras del Hogar al Seguro Social, uno de los reclamos más sentido de este sector poblacional.

Dicho programa promueve su acceso a prestaciones sociales como atención médica y hospitalaria, medicamentos, incapacidades, pensión por invalidez y vida, fondo para el retiro, velatorios y guarderías, a través de un compromiso tripartita del gobierno, el empleador y de la propia trabajadora.

Sin duda un esfuerzo que hay que reconocerle al gobierno federal, aunque cabe mencionar que el hecho de que la mayoría de las trabajadoras domésticas no tengan un solo patrón, además de la brecha digital para realizar el trámite y la poca capacidad de negociación que tienen ante sus empleadores, son situaciones que ponen en duda cómo se desarrollará el programa.

En los próximos 18 meses veremos cómo se desarrolla esta iniciativa que ya cubre varias prerrogativas del Convenio 189, pero considero que lo que ya es valioso es poner en el centro de la discusión la reivindicación de sus derechos. Desde las instituciones debemos apoyar para que esto se acompañe de campañas de sensibilización dirigidas a empleadores, así como de respeto y no discriminación hacia la sociedad en general.

Ana