ANA VÁSQUEZ

Ver Perfil

El papel de los municipios en la AVGM

Estamos a mes y medio de que se cumpla un año, de que se declarara la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) a nuestro estado y a 40 de sus municipio. Desde entonces, gran parte de las labores de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca se ha enfocado a darle atención, precisamente trabajando con los municipios.
Hoy podemos compartirles que pese a las transiciones de gobiernos municipales y a algunas resistencias, los 40 municipios en Alerta de Violencia de Género en nuestro Estado ya han instalado sus Consejos Municipales de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, un órgano fundamental para dar atención a la AVGM.
Y precisamente sobre este tema, “Alerta de Violencia de Género y la responsabilidad de los municipios”, el jueves pasado recibimos con mucho gusto, en coordinación con el Instituto Municipal de la Mujer de Oaxaca de Juárez, a la Dra. Candelaria Ochoa Ávalos, Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), una mujer de amplia experiencia desde la sociedad civil, académica y legislativa, pero sobre todo una mujer franca y de buen trato con quien desde el momento en el que asumió el cargo hemos logrado detonar sinergias de colaboración, como los 6 proyectos que la CONAVIM aprobó recientemente a Oaxaca para la atención de la AVGM, con una asignación federal de casi 10 millones de pesos como parte de los recurso de la Convocatoria “Lineamientos para la obtención y aplicación de los recursos destinados a las acciones de coadyuvancia para las declaratorias de alerta de violencia de género contra las mujeres en estados y municipios”.
El feminicidio se da en un lugar determinado, el municipio, y eso no está contemplado en ninguna de las 18 AVGM”. Con esta poderosa frase, la Dra. Candelaria Ochoa inició su planteamiento.
Esto representa una gran inconsistencia de origen, dado que la violencia contra las mujeres tiene orígenes estructurales que nos obligan a trabajar coordinadamente entre los tres niveles de gobierno y con la sociedad civil, y aquí necesitamos hacer mucho hincapié pues ciertamente hoy por hoy la mayoría de los feminicidios ocurren en las familias y entre parejas.
De acuerdo a la CONAVIM, actualmente en México, 410 municipios se encuentran en AVGM, lo que representa el 16% de los municipios del país. Al día de hoy, durante 2019 se tiene registro de 269 feminicidios a nivel nacional, 11 de ellos ocurridos en Oaxaca, lo que nos ubica en el lugar número 14, por debajo de la media.
La Comisionada fue enfática al afirmar: “Es muy importante reconocer los avances legislativos y la creación de instituciones como la CONAVIM, pero nuestros grandes retos siguen siendo la ejecución y sanción de las leyes. Por esto es necesario que los poderes ejecutivos de los tres órdenes de gobierno, revisen las problemáticas y diseñen políticas públicas con la firme convicción de resolver el problema.”
Y aquí retomo la importancia de que el modelo de AVGM sea revisado para convertirlo en un mecanismo que no sólo señale que existe un problema, que no sólo dicte medidas, y que estás contemplen a los municipios así como su interculturalidad, sino que también incluya indicadores que permitan evaluar el avance, y en su caso, determinen el término del estado de alerta.
Pero para ello, sin duda es fundamental que las políticas de prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres sea prioritaria en las agendas de gobierno de los 3 niveles, con énfasis en el municipal que es donde pueden identificarse factores y recursos locales, clave para hacer frente a esta problemática multidimensional.
Porque sólo así con toda la fuerza del estado y con una sociedad activa, que cada vez se nota más interesada en llamarle a las cosas por su nombre, a no cerrar los ojos ante la violencia feminicida que diariamente vulnera la vida e integridad de niñas y mujeres, con el ánimo de ser parte de la solución, podremos erradicarla.

Ana