ANA VÁSQUEZ

Ver Perfil

Generación Igualdad

 

A un año del 25 aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing, la ONU impulsa una nueva campaña pionera y multigeneracional: Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres y un futuro igualitario, que convoca a las próximas generaciones de activistas en favor de los derechos de las mujeres, así como a los y las defensoras de la igualdad de género que fueron indispensables en la Declaración de Beijing, hace más de dos décadas.

Veamos un poco de su historia. Éste consenso surgió el 23 de julio de 1995, en el marco de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, reconocido como el más visionario documento para el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo, que reunió a una cifra histórica personas empeñadas en la igualdad de género: más de 17 mil participantes de delegaciones oficiales y más de 30 mil activistas sociales en foros paralelos.

 La Plataforma de Acción de Beijing ha sido adoptada por 189 gobiernos que se comprometieron a tomar medidas sin precedentes en favor de los derechos de niñas y mujeres, en 12 esferas de especial preocupación: derechos humanos, pobreza, educación y capacitación, salud, violencia, conflictos armados, economía, poder y toma de decisiones, mecanismos institucionales, , medios de comunicación, medio ambiente, y las niñas. A la fecha, ningún país la ha completado.

Los elementos principales de dicho programa fueron el reconocimiento de las barreras sistémicas que impiden la participación igualitaria de las mujeres en todas las esferas de la vida, así como el planteamiento de metas específicas. Esta ruta originó una serie de cambios legislativos que hoy reconocemos como los cimientos de la llamada cuarta ola del feminismo, así como mecanismos nacionales para el adelanto de las mujeres tanto en el Ejecutivo, Parlamentos, así como jurisprudencias y protocolos para garantizar a las mujeres el acceso a la Justicia.

Sin embargo, tal como lo dice la ONU, el cambio real ha sido “desesperadamente lento para la mayoría de las mujeres y las niñas del mundo”. Por ello, Generación Igualdad surge como un llamado a acelerar el paso, con el anhelo de que mujeres y hombres, niñas y niños a nivel global, se vuelvan defensores de los derechos humanos y se atrevan a proyectar un mundo donde la igualdad de género sea una realidad.

Los grandes pendientes los conocemos y podríamos resumirlos en 5 grandes rubros: 1) Terminar con la brecha salarial; 2) Igualdad en la repartición de tareas domésticas y de cuidados; 3) Poner fin a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas; 4) Garantizar el derecho a la salud de niñas y mujeres; 5) Paridad en todo. 

Teniendo presente dicha agenda, ya está en curso la hoja de ruta hacia la conmemoración del 25 aniversario: desde mayo de este año se dieron las evaluaciones nacionales sobre la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing; en noviembre y diciembre de 2019 se realizarán las evaluaciones regionales; y en 2020 se realizará el Foro para la #GeneraciónIgualdad que se realizará en México en mayo y en julio en Francia, de cara a la Reunión de alto Nivel de la Asamblea General de la ONU programada para el 25 de septiembre de 2020.

En un artículo de 2014, señalaba Ana Güezmes, ex Representante de ONU Mujeres en México, que la Plataforma de Beijing debe ser completada por todos los países, para beneficio de sus poblaciones. He aquí algunos de los beneficios más significativos: mayores niveles de igualdad de género producen un mayor crecimiento económico; las familias en la que los hombres co-participan en las labores doméstcias y de cuidado hay menos violencia; las empresas con más mujeres en sus juntas directivas obtienen más beneficios; los Parlamentos con más mujeres debaten un mayor número de cuestiones y adoptan más legislaciones sobre salud, educación, no discriminación y asistencia; y los Acuerdos de Paz alcanzados por hombres y mujeres suelen ser más duraderos.

¿Necesitamos más razones? En resumen, este es un llamado a formar parte de esta nueva generación, que hoy más que nunca, busca hacer realidad los ideales de igualdad, libertad y sororidad.

Ana