ANA VÁSQUEZ

Ver Perfil

AVGM Oaxaca: Un año después

 

 

Se cumplió un año de que se emitiera la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), a nuestra entidad y a 40 de sus municipios, convirtiéndonos en uno de los 18 estados con este mecanismo. Un reto gigantesco no por el mecanismo en sí, sino conscientes de que la violencia feminicida azota a Oaxaca y a México, que cada muerte, desaparición o daño a una mujer, deja grietas de desolación e injusticia en las familias y sus comunidades; pero que a la vez difícilmente se puede hablar de soluciones inmediatas, pues las raíces de la violencia de género son estructurales y se encuentran profundamente enraizadas. 

Cuando hablamos de violencia feminicida, vale la pena tener presente la definición que ha dado la Dra. Marcela Lagarde: “El feminicidio es una ínfima parte visible de la violencia contra niñas y mujeres, sucede como culminación de una situación caracterizada por la violación reiterada y sistemática de los derechos humanos de las mujeres. Su común denominador es el género: niñas y mujeres son violentadas con crueldad por el solo hecho de ser mujeres y sólo en algunos casos son asesinadas como culminación de dicha violencia pública o privada.” 

Este ha sido el primer paso de una serie de acciones emprendidas durante este año: funcionariado de los tres niveles de gobierno y de los tres poderes, identificando, entendiendo la magnitud del problema y asumiéndolo con la mayor seriedad.

Desde el día 1, incluso antes  que fuera declarada, el Gobierno del Estado coordinó una serie de acciones interinstitucionales, entre los poderes, con sector académico e incluso con la sociedad civil; orientadas a resguardar la vida e integridad de niñas y mujeres oaxaqueñas, dando seguimiento puntual a cada una de las medidas de prevención, seguridad y justicia, enunciadas en la Declaratoria.

El pasado martes, en sesión del Sistema Estatal para la Prevención, Atención, Sanción, y Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres (SEPASE), presidida por el Gobernador del Estado, hicimos un balance de resultados.  Comparto algunas de las conclusiones más relevantes: 

  1. El pasado 12 de enero, fruto de un esfuerzo conjunto entre UABJO y  Secretaría de las Mujeres, se publicó el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia de Género contra las Mujeres; el cual marca la hoja de ruta no sólo para atender la Alerta, sino para redoblar esfuerzos en la eliminación de toda forma de violencia contra niñas, adolescentes y mujeres en nuestro estado. 
  2. Pese a algunos contratiempos y resistencias derivadas de los cambios de gobierno a nivel municipal, han sido instalados los 40 Sistemas Municipales para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres, en los municipios señalados en la Alerta de Violencia de Género. 
  3. Asimismo, respecto a los Puntos Municipales y Regionales de Atención, hemos avanzado en el servicio especializado inmediato a mujeres en situación de violencia, en particular con el Centro de Atención Integral a Mujeres en Situación de Violencia de Género, que ha brindado más de 26 mil servicios desde la Declaratoria de la Alerta, además de contar con un Grupo Focalizado de Feminicidios. Lo anterior, en conjunto con los esfuerzos de los dos Centros de Justicia para las Mujeres de la Fiscalía General del Estado, el de Valles Centrales y el del Istmo.
  4.  Además, tenemos la importante participación de organizaciones de la sociedad civil que cuentan con Centros de Atención Externa, y a los cuales apoyamos con abogadas y psicólogas gracias al Programa Federal PAIMEF. Igualmente, en coordinación con el INMUJERES, los nuevos Centros de Desarrollo de la Mujer instalados en los municipios con AVGM brindan apoyo psicológico y juridíco a las mujeres de esas comunidades. Sumados, hay 41 puntos de atención en el estado.
  5. En la misma tesitura, gracias al apoyo de la CONAVIM y a la coordinación entre el Municipio de Oaxaca de Juárez y el Gobierno del Estado, contamos con un albergue fortalecido para atender a mujeres, hijas e hijos en situación de violencia de todo el estado, bajo la modalidad de Casa de Medio Camino.
  6. Se han diseñado e implementado estrategias de detección, atención, protección y prevención de la violencia de género en el sector educativo, salud, seguridad pública; con énfasis a oaxaqueñas indígenas y afromexicanas, así como lo mandata la Alerta.
  7. Hemos avanzado en el fortalecimiento y creación de agrupaciones estatales, municipales y mixtas de seguridad de atención de violencia contra mujeres, la difusión de números y estrategias de emergencia. Con esto aumentaron las detenciones de agresores de mujeres, la judicialización de casos (un 78% de los casos de feminicidio ocurridos en 2018 se han judicializado) y las sentencias.
  8. Se avanzó también en el desarrollo de programas de intervención urbana para disminuir riesgos en el transporte público; y en el diseño e implementación de una estrategia integral, multidisciplinaria e interinstitucional, de prevención de embarazo adolescente.
  9. Otro punto destacable es la realización de estudios específicos, y mapeos de incidencia delictiva, que permiten observar con mayor precisión la situación que guarda en el territorio la violencia feminicida, así como el Atlas de Género para identificar mejor las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres.

Es relevante también mencionar que el Comité de Atención de la AVGM, coordinado por la Secretaría de Salud de Oaxaca e integrado por el DIF Estatal la Secretaría de Finanzas, la Secretaría de los Pueblos Indígenas y Afromexicano, el IEEPO, COESIDA, SMO, COPLADE, SEDESOH, SSPO, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, la Secretaría de Administración y la LXIV Legislatura local; informó que a nivel nacional Oaxaca es un referente en la implementación de la Estrategia de Grupos de Reeducación para hombres que ejercen violencia contra su pareja y para mujeres en situación de violencia. Actualmente están funcionando 16 grupos de hombres y 16 de mujeres.

El Gobernador en su carácter de Presidente del Sistema PASE, fue muy enfático durante la sesión pasada: “Más allá del cumplimiento de la Alerta, la erradicación de la violencia contra las mujeres es una tarea de primer orden en la agenda gubernamental.” Desde la Mesa de  Coordinación para la Construcción de Paz, donde participan los tres niveles de gobierno en conjunto con los tres Poderes, también se está afrontando el enorme desafío que conlleva la violencia feminicida.

Hay que tener en cuenta que las causas de esta pandemia social son estructurales, por lo que el hacer fehacientes los resultados conlleva: tiempo, recursos extraordinarios, la  transversalización a fondo de la perspectiva de género en el sector público, con mayor urgencia en aquellas dependencias encargadas de procurar justicia y seguridad; además de un cambio social profundo que nos involucra a todas y a todos, considerando que el mayor número de feminicidios es perpetrado en entornos familiares. Por eso es primordial que todas y todos nos reeduquemos en la cultura de la paz. 

Al fin y al cabo, la Alerta señala que la violencia de género contra las mujeres en un determinado territorio requiere de medidas interinstitucionales extraordinarias para combatirla; pero la realidad es que más allá del alcance del gubernamental, todas las mujeres queremos y merecemos vivir en paz. Por lo que para este segundo año de atención de la AVGM, necesitamos que cada quien desde su trinchera, refrende su compromiso de erradicar la violencia en nuestro entorno. Por justicia a las víctimas directas e indirectas, por la paz social y por una mejor calidad de vida para todas y todos. ¡Vivas nos queremos!

 

Ana